Saltear al contenido principal
¿Qué Tipos De Canalones Existen En El Mercado?

¿Qué tipos de canalones existen en el mercado?

Como puedes suponer, existen muchos tipos de canalones disponibles en el mercado y evidentemente todos han sido diseñados para la misma función; evacuar el agua de lluvia y proteger nuestros hogares de los daños que esta puede causar. No obstante, no todos los tipos de canalón son iguales; existen diferencias entre materiales, modelos, diámetros, etc. Por eso es importante contar con una empresa de canalones que nos ayude a realizar la elección correcta. La instalación de un sistema de drenaje de aguas pluviales no es especialmente barata ni sencilla; por eso realizar una buena elección en cuanto al tipo de canalón es clave. Desde Canalones Cool te prestamos nuestro asesoramiento para que realices la elección correcta de tus canalones y así no tengas problemas con ellos en el futuro.

¿Que tipos de canalones existen y como realizar una elección correcta?

En esta sección comentaremos los tipos de canalón más comunes y cuales son sus ventajas e inconvenientes. Todo con el fin de que puedas realizar una elección razonada y meditada para la instalación de tu sistema de drenaje.

Canalones metálicos

Los canalones metálicos son los más comunes hoy en día. Existen varios tipos de materiales o metales con los que se fabrican canalones, entre ellos nosotros hemos seleccionado el cinc, el aluminio, el cobre y el acero galvanizado como los más adecuados para fabricar canalones. Esto es debido a las propiedades de estos metales. Evidentemente lo más importante a la hora de fabricar canalones metálicos es que el material sea resistente a la oxidación y la corrosión; teniendo en cuenta que se usarán para evacuar agua esto es imprescindible. Asimismo, es importante que el material con el que se fabrican canalones y bajantes sea resistente, duradero y sobre todo ligero; ya que los canalones van suspendidos del tejado, y por ello el material usado no debe sumar demasiado peso.

Cada uno de los metales usados para fabricar nuestros canalones tiene sus propias características, y por ello también tienen usos concretos:

  • Por ejemplo los canalones de zinc han demostrado ser muy duraderos, su resistencia a la oxidación y la corrosión es muy alta, siendo casi imposible que se deterioren con un correcto mantenimiento y limpieza. Del mismo modo sucede con los canalones galvanizados; el acero se galvaniza con un baño de cinc; lo que le confiere esas propiedades inoxidables, sumado a la extrema dureza y resistencia del material lo hacen ideal para la fabricación de todo tipo de conducciones de agua, especialmente aquellas expuestas a las inclemencias del tiempo. Los canalones galvanizados son ideales para zonas con muchas precipitaciones, sobre todo para soportar granizo, nieve y temporales de viento; su resistencia los hace ideales para soportar las condiciones más difíciles.

canalones de cinc y galvanizados

  • Por su parte, los canalones de aluminio continuo aportan resistencia y dureza; es un material facil de trabajar y sobre todo su principal característica es que es muy ligero; lo que permite suspender largas secciones continuas de canalón sin obligarnos a instalar refuerzos o demasiadas fijaciones. Sin duda el aluminio se pone a la cabeza en relación calidad-precio; los canalones de aluminio no suponen un gran desembolso, y sin embargo nos proporcionan un sistema muy duradero que rara vez sufre de desperfectos si lo mantenemos como es debido.

canalones de aluminio

  • Por último; los canalones de cobre ofrecen una durabilidad extrema, el cobre es muy resistente a la exposición al sol, la lluvia y sobre todo a las bajas temperaturas. Por este motivo es muy utilizado en zonas de montaña con frecuentes temporales de nieve; además ofrece un aspecto estético muy interesante y que últimamente es muy valorado en decoración. Unos canalones de cobre natural son de un precio algo más elevado; pero el acabado del cobre natural y su resistencia sin duda merecen la pena.

canalones de cobre

Una de las grandes ventajas de los canalones metálicos, sean del material que sean; es que pueden fabricarse largas secciones de canalón a pie de obra. Esto permite fabricar el sistema a medida de la fachada y en el lugar de la instalación, mejorando la rapidez y eficacia del proceso. Además con este sistema se minimizan las juntas y uniones del sistema; lo cual es una gran ventaja para evitar posibles fugas o roturas en el futuro.

Canalones de PVC

El PVC, o policloruro de vinilo, es un material muy utilizado para la conducción de agua; es cierto que su utilización en fontanería ha marcado un antes y un después en el sector. No obstante, y aunque es muy habitual encontrar canalones de PVC, no es el material mas recomendable para fabricarlos. Esto es por varios motivos:

  • En primer lugar, el PVC da muy buen resultado si no se ve expuesto a la luz del sol, la lluvia y el viento. La exposición a los elementos tiende a desgastarlo rápidamente; mostrando un acabado muy desmejorado y sobre todo tras unos años de exposición a la luz solar se vuelve muy quebradizo; tanto es así que es normal que tras unos años de sol los canalones de PVC se agrieten y rompan; en el caso de fuertes tormentas o granizo puede romperse con relativa facilidad.
  • Al contrario que los canalones metálicos; el PVC no permite fabricar largas secciones de canalón a pie de obra. Normalmente se vende en medidas estándar, lo que hace que haya que unir secciones, creando juntas y uniones que a la larga son puntos débiles para un sistema de canalones.
  • El PVC es un material derivado del petróleo; lo que hace que su precio sea muy variable, aunque no es excesivamente caro. Ademas resulta poco duradero y por lo tanto poco sostenible teniendo en cuenta su origen.

canalones de PVC

Canalones cerámicos

Los canalones cerámicos ya están en desuso; aunque siguen siendo habituales en edificios residenciales del sur peninsular. Es una solución tradicional que era muy usada por su bajo precio, pero a día de hoy se consideran obsoletos y solo se conservan aquellos que están en buen estado; ya que suelen formar parte de fachadas que por su antigüedad o valor arquitectónico deben conservarse. Es habitual encontrarlos lacados con cristal fundido y con acabados muy ornamentados, lo que los hace muy valiosos; pero no son la solución más práctica, además de que exigen de mucho mantenimiento. Si tu fachada cuenta con canalones cerámicos te recomendamos que cuentes con una empresa especializada que se encargue de su limpieza y mantenimiento; solo por su valor estético merece la pena conservarlos como es debido; y hay que decir que realizan su función perfectamente si están en buen estado.

canalones cerámicos

Call Now Button
Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?