Saltear al contenido principal
Los Problemas Más Comunes De Los Canalones En Las Ciudades

Los problemas más comunes de los canalones en las ciudades

Las ciudades, especialmente las grandes, suelen contar con grandes edificios de muchas plantas. Por lo que controlar el estado de los canalones a simple vista puede ser muy complicado. No ocurre como en las localidades pequeñas de edificios bajos o casas unifamiliares. En las que cualquier posible problema o desperfecto de los conductos puede verse fácilmente.

Es por eso que haya que prestar especial atención en la conservación de los canalones en ciudades como Madrid. Ya que dada la altura de sus edificaciones y la alta densidad de población, las condiciones cambian. Sin embargo, como con cualquier canalón hay que tener siempre presente que es fundamental hacer revisiones periódicas de los conductos. De este modo será mucho más sencillo detectar problemas presentes o futuros en el sistema de drenaje de aguas pluviales.

Presencia de pájaros y su efecto en los canalones

La presencia de aves puede ser un problema muy grave cuando las colonias que forman deciden vivir o pasar mucho tiempo en unos canalones. Sea en la costa con las gaviotas o en el interior con aves como con las palomas. Por ejemplo, el problema de los pájaros con los canalones en Toledo es una auténtica plaga que puede causar terribles desperfectos en las instalaciones.

Hay que señalar que los canalones son lugares especialmente atractivos para las aves para decidir posarse. Ya que desde las alturas tienen un campo de visión mayor pero conservando un sitio seguro. Aparentemente puede ser una estampa bonita ver una fila de pájaros descansando en el filo de los conductos. Pero la realidad es que no es así en absoluto.

En primer lugar las aves pueden contribuir mucho a la formación de obstrucciones en las bajantes. Solo con posarse y levantar el vuelo se desprenden plumas de su cuerpo, además de cuando se sacuden. Y en la mayoría de los casos ese plumaje termina en los canalones. Por otro lado, hay que tener en cuenta que las aves hacen sus deposiciones allí donde estén. Esto, unido a las acumulaciones de plumas puede convertirse en una bola que atasque completamente las bajantes.

Sin embargo, esos no son los únicos problemas causados por las aves. La forma ovalada que suelen tener los conductos de los canalones, son un lugar muy acogedor para que los pájaros aniden. Y si ya son peligrosas las plumas y los excrementos. Los nidos por si solos son capaces de tapar por completo el acceso a las bajantes.

Para poder acabar con este molesto problema lo más recomendable es instalar pinchos anti pájaros. Seguros para los animales, pero muy efectivos para proteger los canalones. Ya que por otro lado, en todas las ciudades es recomendable mantener y cuidar la fauna.

La acumulación de hojas y restos arrastrados por el viento

Por suerte, en los últimos años las ciudades han ido volviéndose cada vez más verdes. La presencia de árboles, tan echada en falta en los último años, está convirtiendo las grandes urbes en lugares cada vez más acogedores. Los árboles ayudan a mantener limpio el aire que respiramos, neutralizando los gases emitidos por los coches y la industria. Pero en algunos casos también pueden tener un efecto negativo sobre nuestros canalones.

Esto pueden notarlo especialmente aquello que vivan en edificios situados cerca de parques. Así como en avenidas en las que haya mucha presencia de árboles. Ya que, especialmente, en otoño se produce la caída de la hoja que normalmente es arrastrada por el viento. En muchas ocasiones, esas hojas terminan colándose en los canalones de las viviendas cercanas. Haciendo que poco a poco vayan acumulándose.

Además, por época, esto suele coincidir con las abundantes lluvias otoñales. Por lo que es muy habitual que el agua no pueda fluir correctamente por los conductos. Y que termine provocándose una atasco. Por otro lado, en momentos de mucho viento, las rachas de aire pueden llevar consigo no sólo hojas. Ya que en las ciudades podemos encontrar todo tipo de residuos volando, como papeles o bolsas de plástico.

Para evitar las acumulaciones, tanto de hojas de los árboles como de otro tipo de residuos arrastrados por el viento. La mejor solución es instalar rejillas cuando hacemos la colocación de canalones. Estos accesorios simplemente se colocan en la parte superior de los conductos. Pero impiden que nada sólido pueda caer en los canales, evitando la formación de atascos.

Los problemas de los canalones en ciudades con sequía

Debido al cambio climático y la contaminación, cada vez son más escasas las lluvias en las grandes ciudades. Y cuando ocurren en muchas ocasiones lo hacen de manera abrupta y muy abundante. Por lo que hay que tener mucho cuidado con los sistemas de evacuación de agua en las ciudades. La mejor manera de poder controlar el problema es llevar a cabo mantenimientos periódicos que comprueben el estado de los canalones.

El problema fundamental que causa la sequía en los canalones es que se estropean por falta de uso. Puede parecer contradictorio pero no lo es en absoluto. Cuando hay precipitaciones de manera más o menos periódica, el propio agua de lluvia limpia los conductos. Arrastrando a su paso el polvo suciedad y partículas que se hayan podido acumular.

Sin embargo, cuando escasean las lluvias los canalones va acumulando restos producidos por la contaminación, hojas y demás residuos. Haciendo que cuando llueve toda esa acumulación provoca una obstrucción en las bajantes y el agua se acumule en los conductos superiores.

Las consecuencias de esto son muy variadas. Desde el incómodo desbordamiento del agua sobre los peatones, hasta la acumulación de agua durante mucho tiempo. Que puede estropear los materiales y crear fisuras que pueden derivar en filtraciones. Y eventualmente en la rotura de los conductos.

Call Now Button
Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?