Saltear al contenido principal
Cómo Evitar La Congelación De Los Canalones En Invierno

Cómo evitar la congelación de los canalones en invierno

Hay zonas en las que las heladas nocturnas y las nevadas son muy habituales durante los meses de invierno, por lo que hay que prestar especial atención al estado de los canalones durante esos meses. En caso de que el agua no circule correctamente y se quede estancada, sufre el riesgo de congelarse con el frío y causar daños en los canalones.

Los daños del agua congelada pueden ser graves y afectar no solo al propio canalón sino también a más elementos de la casa. El agua al helarse aumenta de tamaño por lo que la presión ejercida sobre las paredes de los canalones causa grietas y puede llegar a romperlas. Por otro lado, si el agua se acumula sobre el tejado y se congela es posible que se produzcan goteras en la vivienda inferior al derretirse. Además en caso de que la acumulación del agua sea elevada, se congele y siga nevando, es posible que el sistema de canalones no aguante el peso y colapse. Este es el peor de los casos, ya que implicaría una reparación completa.

La mejor manera para evitar tener los canalones congelados es seguir los consejos de los profesionales y llevar a cabo un buen mantenimiento. Además de tener los canalones y bajantes siempre limpios sin obstrucciones que puedan causar que quede agua acumulada durante el invierno.

Por otro lado, contratar a una empresa profesional de canalones que se encargue de la instalación completa también es una garantía para prevenir de futuros problemas. En este caso, los instaladores colocan siempre los canalones ligeramente inclinados para ayudar a que el agua salga por la bajantes y evitar que se congele en invierno. Si vieras que tus canalones no tienen esa inclinación y se congelan en invierno, la solución pasará por contactar con un profesional para que ajuste la inclinación.

Mantén limpios los canalones

El mantenimiento de los canalones incluye una revisión al pasar el otoño para recoger todas las hojas de los árboles que han podido caer en los conductos. Esta operación de limpieza debe hacerse todos los años retirando cualquier resto vegetal o de otro tipo y dejando los canalones completamente vacíos y limpios. Es necesario comprobar que tanto los canalones como las bajantes están libres de residuos, además es muy recomendable instalar filtros que retengan la suciedad para que sea más sencillo limpiarlos. De este modo, evitaremos que el agua se acumule y facilitaremos que se evacúe rápidamente.

Además, el problema en el caso de congelarse el agua en los canalones por haber obstrucciones no implica solo el momento de la congelación. Sino que al descongelarse el agua posiblemente no se pueda evacuar, por lo que se añadirán problemas relacionados con filtraciones del agua. Por tanto, dejar los canalones totalmente limpios evitar que el agua quede estancada y permitirá que en caso de hacerlo, el agua pueda salir rápidamente según se va descongelando.

A pesar de seguir todos los consejos de mantenimiento y limpieza de los canalones, hay ocasiones en las que por un frío extremo es inevitable que el agua se congele. Para esos casos hay varias opciones que puedes aplicar con anterioridad y que servirán para prevenir la formación de hielo.

Evita la formación de hielo en los canalones

Cuando la limpieza y el mantenimiento no sea suficiente para que no se forme hielo, hay distintos métodos que te pueden ayudar. Sin embargo, recuerda seguir siempre los consejos de tu instalador de canalones antes de aplicar ningún otro método.

La manera más sencilla de evitar que se congele el agua es echando sal a los canalones, ya que como se hace en las carreteras y caminos, la sal ayuda a que la nieve no solidifique y no pase a estado de congelación. Sin embargo, ten en cuenta que con el agua lo más probable es que la sal se vaya de los canalones antes de que caiga nieve o llegue el frío, por lo que solo es recomendable en zonas en las que haya temporales de nieve habituales. Por otro lado recuerda que la sal es corrosiva, por lo que no está indicada para canalones de PVC ni para la mayoría de canalones metálicos.

Otra manera de evitar que se forme hielo en los canalones con las nevadas es retirar del tejado toda la nieve posible. De este modo no se acumula sobre el tejado o los canalones y hay menos riesgo de que se congele. Sin embargo, no hagas esto bajo ningún concepto subiendo al tejado, usa pértigas o material para retirar nieve desde abajo sin necesidad de correr el peligro de resbalar en el tejado. Tampoco uses nunca la manguera, ya que con temperaturas muy bajas lo único que conseguirás es que se congele más agua en los canalones.

Para los climas más extremos, existe otra opción más como es la instalación de cables calentadores en los canalones. Estos cables se conectan a la corriente eléctrica y funcionan como una resistencia calentando el canalón. Con este artilugio es imposible que la nieve o el agua se congelen, aunque solo es necesario para lugares con nevadas y riesgo de congelación casi permanente.

Call Now Button
Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?