Saltear al contenido principal
Cómo Calcular Los Canalones Necesarios Para Una Correcta Instalación

Cómo calcular los canalones necesarios para una correcta instalación

Los pasos previos a la instalación de un sistema de recogida de aguas pluviales de una cubierta no tienen que ver sólo con escoger el tipo de canalón en función de su material o acabado. Sino que suponen todo un trabajo para garantizar la viabilidad y vida útil de la colocación de los conductos. Estas labores se centran fundamentalmente en calcular los conductos que se necesitan, tanto canalones como bajantes, así como el diámetro de los mismos. Te contamos cómo se lleva a cabo este proceso.

Calcular el número de canalones de la instalación

¿Por qué es importante hacer un cálculo de conductos antes de una instalación?

Cualquier instalador profesional de canales pluviales es consciente de que no vale con colocar conductos al azar a lo largo de los aleros de la fachada de un edificio sin tener la confirmación de que van a cumplir su función correctamente. Los cálculos relativos al diámetro, al montaje y localización de las bajantes son primordiales por los siguientes motivos:

  • El diámetro del conducto determina la capacidad para gestionar las cantidades de agua que se tienen que evacuar.
  • Cada lugar tiene un índice de precipitaciones distinto, por lo que la instalación debe acogerse también a estos datos.
  • Una instalación con un número insuficiente de bajantes no será capaz de evacuar en caso de precipitaciones elevadas.
  • Un sistema de recogida de agua que no cumpla con las necesidades de esa instalación en particular necesitará reparaciones y sustituciones constantes.
  • No hacer estos cálculos supone asumir un riesgo de rotura de conductos o de filtraciones de agua para la casa en la que se coloquen.

Elementos a tener en cuenta para el cálculo del número y diámetro de los canales pluviales

Por suerte, el Código Técnico de la Edificación contiene la información necesaria para hacer los cálculos necesarios para una instalación de canalones. Distinguiendo dos elementos fundamentales que debemos considerar a la hora de hacer los cálculos y de los que tenemos que tener una confirmación de sus valores. Se trata de los siguientes datos específicos de cada instalación:

  • Medidas de la superficie de la cubierta de la que recogerán el agua los canales pluviales. Lógicamente la cantidad de agua que tenga que gestionar el sistema dependerá de los litros que puedan caer en el tejado. Y esto se verá determinado, además de por la lluvia, por la superficie que puede recoger el agua.
  • Inclinación de la cubierta. Por otro lado, el ángulo que tenga el tejado respecto a la construcción también es fundamental. Ya que cuanto más inclinado sea más rápido fluirá el agua a los conductos.
  • Información sobre las precipitaciones de la zona. Por último debemos conocer los datos relativos al índice pluviométrico de la localidad en la que nos encontremos. Estos valores están disponibles en el anexo de la sección HS5 del CTE, así como en la web de la agencia estatal de meteorología. Ya que nos permitirán saber el riesgo de precipitaciones torrenciales y la media habitual.

Mapa para calcular riesgos de las precipitaciones torrenciales

Hacer el cálculo de los canalones paso a paso

Una vez disponemos de la información relativa a la instalación en particular solo queda hacer los cálculos pertinentes. De este modo podremos adquirir los conductos correctos garantizando un montaje de canales pluviales duradero y con todas las garantías de funcionamiento.

  1. Cálculo de la superficie de la cubierta.
    Para cubiertas horizontales como terrazas simplemente debemos multiplicar el ancho por el largo de la superficie para saber los metros cuadrados.
    Sin embargo, en cubiertas inclinadas es necesario multiplicar la superficie real de la misma por el coseno del ángulo de inclinación del tejado con la horizontal.
  2. Corrección de la superficie. Con el dato de la superficie debemos consultar la intensidad pluviométrica de la zona y multiplicarla siguiendo la siguiente fórmula: f = i / 100. De este modo obtendremos la superficie corregida para continuar con el cálculo.
  3. Diámetro indicado para los canalones. Teniendo siempre en cuenta la pendiente que vamos a dar a la instalación de conductos. Debemos consultar en la tabla del anexo de la normativa del CTE el diámetro recomendado en función de la superficie.
  4. Diámetro indicado para las bajantes. Lo mismo ocurre con los valores recomendados para el diámetro de las bajantes. Con el valor de superficie de cubierta corregido debemos acudir al anexo para consultar la tabla relativa a este dato.

Con estos datos ya podemos llevar a cabo la instalación del sistema de recogida pluvial de cualquier cubierta en cualquier lugar del país. Teniendo la certeza de que será capaz de gestionar las precipitaciones propias de la zona.

Call Now Button
Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by