Saltear al contenido principal
Descubre Las Cadenas De Lluvia Como Una Alternativa A Las Bajantes Pluviales Muy Funcional Y Decorativa

Descubre las cadenas de lluvia como una alternativa a las bajantes pluviales muy funcional y decorativa

Los canalones y canaletas son los sistemas de evacuación de aguas pluviales más extendidos, pero no los únicos disponibles para alejar el agua de lluvia de tu fachada e impedir que cause desperfectos. ¿Has oído hablar de las cadenas de lluvia como alternativa a la instalación de canalones?

¿Qué es una cadena de lluvia?

Procedentes de la cultura tradicional japonesa, donde se denominan “kusari koi” (canaletas de cadena), permiten canalizar el agua de lluvia de forma estética, aportando un agradable sonido de fuente y recogiéndola para destinarla a otros menesteres, como el riego del jardín.

No sólo se trata de un sistema extendido en la sociedad tradicional japonesa: cada vez se ve más en construcciones más modernas, por lo que tiene de decorativo y ecológico. También es muy habitual verlas en determinados países de América Latina, aunque en este caso debido a que son mucho más fáciles de conseguir que las tuberías tradicionales.

¿Con qué se fabrican las cadenas de lluvia?

Podemos encontrar cadenas de lluvia fabricadas con materiales muy sencillos, como barro y plástico, pero también con metales nobles, como el cobre, el hierro, el aluminio o el latón, en función del presupuesto disponible y el estilo decorativo que queramos utilizar. El cobre se utiliza mucho en canalones para viviendas con estilo rústico, ya que poco a poco el agua le va dando esa pátina verdosa tan característica que queda tan bonita en entornos rurales.

 

Cadena de lluvia para drenar el agua pluvial

Tipos de cadenas de lluvia

La variedad de materiales disponible, unida a la creatividad de las personas, permite que haya infinidad de tipos de cadenas pluviales, aunque podemos agruparlos en los siguientes.

Cadenas de eslabones

Fabricadas en cobre o aluminio, son las que más se acercan al diseño tradicional japonés. El discurrir del agua por ellas produce un sonido similar al de una cascada, lo que resulta muy relajante, pero es cierto que pueden salpicar más que otros modelos, por lo que no son recomendables en zonas donde llueve mucho o de forma torrencial. Debido a esto, normalmente se colocan en zonas alejadas de puertas o ventanas.

Cadena de copas

Es el modelo más habitual, por la gran libertad de estilos que permite: a lo largo de la cadena se van sucediendo pequeños recipientes, cada uno de los cuales recibe el agua del anterior y lo pasa al siguiente.

Normalmente están fabricadas en aluminio o cobre y hay tantos tipos de copas como puedas imaginar: redondas, cuadradas, con forma de flor, de taza, de regadera, de campana… La imaginación es el límite.

Resisten un flujo de agua mayor que la cadena de eslabones y genera menos salpicaduras, manteniendo la belleza del sonido de fuente y permitiendo que el agua se recoja en un recipiente al final para destinarla a regadío o a otros menesteres.

Ventajas y desventajas de la utilización de cadenas de lluvia

Como cualquier otro sistema de canalización, las cadenas pluviales cuentan con ventajas y desventajas que es necesario tener en cuenta antes de decidirnos por su instalación:

Ventajas

  • Se trata de una opción visualmente mucho más atractiva que el tradicional sistema de canalones y permite, además, elegir en una gran variedad de diseños disponibles.
  • Es una opción eco-friendly, que permite recoger el agua en un recipiente colocado al final de la cadena, de forma que se pueda aprovechar para regar las plantas, por ejemplo.
  • Son sencillas de instalar, aunque siempre se recomienda que la instalación sea realizada por un experto, para asegurar que se realiza de forma correcta y que las cadenas se colocan en el lugar más adecuado.

Desventajas

  • La primera y más importante desventajas de las cadenas de lluvia frente a los sistemas de canalización por canalones es su capacidad para gestionar el exceso de agua: si bien son una opción excelente cuando llueve poco, pueden verse desbordadas en período de lluvias torrenciales, facilitando que se genere una inundación en los aledaños de la casa.
  • Cuando se diseña una instalación por canalones, se hace de forma que éstos desagüen lejos de las inmediaciones de la casa, para evitar eventuales inundaciones y/o que se produzcan daños en el firme por exceso de agua en lluvias torrenciales. Esto no se puede hacer con las cadenas, por lo que en zonas de muchas precipitaciones sería necesario prever un recipiente que recogiera el agua o algún tipo de drenaje para solucionarlo.

 

Cadena de evacuación de agua de lluvia

¿Puedo quitar los canalones e instalar una cadena de lluvia?

Por todo lo que hemos explicado anteriormente, antes de tomar una decisión así te aconsejamos que contactes con un instalador profesional de canalones, que pueda valorar las necesidades de tu sistema de canalización en función de las precipitaciones medias anuales del lugar en el que vives.

Una buena opción, en el caso de lugares con precipitaciones abundantes, puede ser combinar ambos sistemas: el sistema de canalización tradicional apoyado por cadenas de lluvia estratégicamente colocadas para que sean disfrutadas.

Otro aspecto que debes tener en cuenta antes de decidirte es el viento: si en la zona en la que vives hay fuertes vientos, una cadena con movimiento puede no ser la mejor opción, e incluso puede resultar peligrosa.

Un profesional del ramo debería valorar posibles soluciones, como anclar la cadena al suelo, no sólo al tejado, y colocarla debajo de un alero que le brinde la suficiente protección ante vientos fuertes.

Call Now Button
Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?